Vida

13 maneras naturales de calmar tu eccema


Creado para Greatist por los expertos de Healthline. Lee mas

Compartir en Pinterest

No hay escasez de tratamientos para aliviar la sequedad de la piel y las molestias causadas por el eccema. Pero, ¿qué pasa si prefiere controlar sus síntomas utilizando opciones naturales en lugar de, por ejemplo, cremas o medicamentos recetados?

Siempre aquí para ayudar, reunimos 13 tratamientos prometedores en el hogar para reducir los brotes y aliviar sus síntomas de eccema.

Pero primero, ¿qué es el eccema?

El eccema es una afección cutánea común que ocurre cuando la barrera protectora de la piel es más débil de lo que debería ser.

Sin una barrera fuerte, es más fácil que la humedad escape de la piel y que las bacterias y los virus entren. Eso puede provocar manchas secas que son rojas y pican, especialmente en la cara, manos, pies, dentro de los codos y Detrás de las rodillas.

Las causas del eccema no se entienden completamente, pero se cree que las personas con eczema tienen un sistema inmunitario hiperactivo que hace que su piel se inflame, irrite e incomode.

13 tratamientos naturales para el eccema

Listo para el alivio? Los tratamientos a continuación no son un sustituto perfecto para un Rx, pero tienen una combinación de ciencia prometedora y críticas estelares de personas que viven con eczema.

1. Use un gel de baño suave

Regla n. ° 1 del mantenimiento básico del eccema y la gestión de los brotes: debe usar el limpiador adecuado. Una opción suave y sin jabón tiene menos probabilidades de quitarle a su piel su barrera natural y causar sequedad. Opta por uno que no contenga colorantes ni perfumes, los cuales pueden provocar irritación.

2. Toma en serio la hidratación

Hidratarse regularmente con una pomada o crema de alta resistencia logra dos cosas importantes. Primero, alivia (o previene) la sequedad que puede provocar picazón. En segundo lugar, actúa como una barrera para bloquear posibles irritantes que pueden hacerlo sentir más incómodo o aumentar el riesgo de infección.

Busque una crema hidratante densa o vaselina, y nuevamente, evite cualquier cosa que contenga tintes o perfumes. Aplique las cosas dentro de un minuto o dos después del baño y vuelva a aplicarlas tan a menudo como sienta que las necesita.

Para un rejuvenecimiento serio de manos y pies, aplique antes de acostarse y póngase unos calcetines o guantes de algodón. Obtenga un sólido 7-8 horas y despierte con una piel renovada.

3. Gire. Abajo. Los. Calor.

Una ducha o baño de vapor puede parecer relajante, pero para el eccema, es todo lo contrario. Las temperaturas demasiado altas del agua pueden irritar su piel, por lo tanto, en lugar de aumentar el calor, mantenga la llave fría o tibia.

Cuando termines, acaricia suavemente la piel con una toalla en lugar de frotar para evitar la irritación. Y, por supuesto, haga un seguimiento con muchas cremas hidratantes.

4. Resiste el impulso de rascarte

Rascarse lleva la piel seca e irritada de mal en peor. Si mentalmente dispuesto a que la picazón no funcione, pruebe con un aerosol contra la picazón de venta libre (OTC) como TriCalm Extra Strength Spray. Es recomendado por la Asociación Nacional de Eczema y no requiere tocar (y, por lo tanto, agravar) la picazón en la piel.

¿Otra idea? Póngase un par de guantes de algodón por la noche para no rascarse accidentalmente mientras duerme. Suena raro, pero funciona.

5. Mantén la calma

El calor y el sudor son inductores graves del picor, por lo tanto, trate de regular la temperatura corporal. Use ropa suelta y transpirable cuando el clima sea cálido o húmedo. ¡El algodón ventoso es tu amigo! ¿Y en invierno? Vístase con capas fáciles de quitar para que no se caliente ni se ponga demasiado caliente.

6. Prueba envolturas húmedas

La envoltura húmeda puede ayudar a rehidratar la piel durante un brote cuando está particularmente reseca. Después de bañarse e hidratarse, envuelva paños tibios y ligeramente húmedos o gasa alrededor de la piel afectada, seguido de una capa de ropa seca, como una camisa de manga larga o pantalones de chándal.

Deje las envolturas durante varias horas o durante la noche para alentar a su piel a absorber la mayor cantidad de humedad posible.

7. Toma un baño de lejía

Los baños de blanqueador pueden sonar como lo último que necesita la piel sensible y propensa al eczema. Pero si cree que su eccema también puede empeorar por una infección bacteriana, podría ayudar. Una pequeña cantidad de blanqueador ayuda a matar las bacterias en la piel que pueden provocar picazón, irritación e infección.

La clave es obtener la cantidad correcta: mezcle 1/4 a 1/2 taza de cloro en una bañera llena de agua tibia. "Completo" significa que su bañera está llena hasta el orificio de drenaje de desbordamiento. Remoje durante 10 minutos, luego enjuague su piel con agua tibia antes de secarla suavemente. No tome un baño de lejía todos los días. De 2 a 3 veces por semana es suficiente.

8. Toma un baño de avena coloidal

La avena coloidal contiene emolientes naturales que calman la piel roja e inflamada y alivian la irritación incómoda. Está disponible como un polvo finamente molido que es fácil de rociar en un baño tibio.

Para obtener los mayores beneficios, remoje durante 10-15 minutos, luego seque suavemente su piel con una toalla y aplique su humectante de uso intensivo favorito.

9. Llovizna en algunos ACV

La investigación sobre el uso de vinagre de sidra de manzana para el eccema es bastante limitada, pero algunos expertos teorizan que agregar 2 tazas de vinagre de sidra de manzana a un baño tibio podría ayudar a aliviar su malestar.

El pensamiento? El eccema ocurre cuando la barrera ácida de la piel no funciona como se supone que debe hacerlo, lo que puede hacer que sea más propensa a la sequedad e irritación.

Debido a que el ACV es ligeramente ácido, agregarlo a un baño podría ayudar temporalmente a restaurar niveles de ácido más saludables en la piel. Aún así, dado que no hay mucha ciencia detrás del ACV como remedio para el eccema, vale la pena obtener la luz verde de su proveedor de atención médica antes de intentarlo.

10. Use ropa agradable para la piel.

Los materiales suaves como algodón, lino o Tencel se sienten suaves contra la piel sensible. Evite cualquier cosa áspera o áspera, como la lana. Si le gusta la lana para abrigarse en invierno, proteja su piel con una capa base como una camisa de algodón de manga larga.

Opta por cortes sueltos, también, sobre cualquier cosa apretada o restrictiva. Los molestos pellizcos o tirones pueden volverse insoportables cuando la piel ya tiene picazón o dolor.

11. Use un humidificador

El aire interior seco puede hacer que la piel se reseque aún más, especialmente en invierno. Pero un humidificador puede agregar humedad al aire y ayudarlo a sentirse más cómodo. Mantenga uno en cualquier habitación donde pase mucho tiempo, como su dormitorio, oficina o sala de estar.

12. Aplique un poco de aceite de coco.

El aceite espeso y altamente absorbente no solo ofrece una hidratación grave, sino que el ácido láurico en el aceite de coco también posee propiedades antimicrobianas para ayudar a evitar que las bacterias, hongos y virus penetren en la piel y causen una infección.

Opte por aceites de coco virgen o prensado en frío, que se extraen sin productos químicos que podrían irritar su piel.

13. Sé realista sobre la relajación

La tensión no controlada hace que su cuerpo produzca demasiado cortisol, la hormona del estrés, que puede suprimir su sistema inmunitario y hacer que su piel se inflame.

Dar prioridad al manejo del estrés puede ayudarlo a sentirse más cómodo. Un estudio de sujetos propensos al eczema encontró que la meditación regular ayudó a reducir los marcadores inflamatorios y la picazón crónica.

Prevenir futuros brotes

Primero, las malas noticias: no hay una forma segura de prevenir el eccema por completo. ¿El bueno? Si tiene eccema, hay muchas maneras efectivas de controlar sus síntomas y mantener a raya los brotes. La clave es encontrar una rutina de cuidado de la piel que funcione para usted, y seguirla. Eso podría incluir cosas como:

  • Hidratante regularmente. Masajee una pomada o crema espesa en su piel al menos dos veces al día para retener la humedad y proteger la delicada barrera de su piel.
  • Mantenerse alejado de los productos de cuidado personal agresivos. Use limpiadores suaves sin jabón que no contengan colorantes ni perfumes. Si un producto parece irritar su piel, tírelo.
  • Identificando sus desencadenantes. ¿Sus síntomas tienden a exacerbarse cuando usa ciertas telas, cuando suda o cuando come ciertos alimentos? Presta atención a lo que parece hacerte sentir incómodo y toma medidas para evitarlo lo máximo posible.
  • Bañarse mejor. Mantenga sus duchas o baños por menos de 15 minutos y use agua tibia en lugar de caliente. Seque su piel con una toalla en lugar de frotarla e hidrate lo antes posible.

Cuando ver a un doctor

Incluso si es proactivo sobre el cuidado de su piel, es normal experimentar períodos de sequedad o molestias leves con eczema. Pero si las cosas parecen peor de lo habitual, debe consultar a su proveedor de atención médica si:

  • Su picazón o molestia es tan grave que interrumpe sus actividades diarias o su sueño.
  • Desarrolla nuevos síntomas relacionados con su eccema.
  • Te das cuenta de que tienes brotes más a menudo.
  • Su eccema parece empeorar o extenderse a nuevas partes de su cuerpo.
  • Tiene un parche seco que parece que podría estar infectado.

Ver el vídeo: Dermatitis Atòpica Eczema Mi experiencia y Tratamiento. Dannah Rey (Mayo 2020).